El uso de la tecnología en nuestros hijos/as.

 In Educación, Pedagogía, Psicología

El uso de la tecnología en niños/as no es tan perjudicial ni tiene tantos inconvenientes como pensamos. Sin embargo, para que esto sea así, los adultos tenemos un papel muy importante a la hora de asegurar que los menores tengan una experiencia creativa y enriquecedora. Por ello, debemos educar a los niños/as en el uso correcto de los dispositivos tecnológicos.

La mejor opción no es aislar a nuestros hijos/as de la tecnología, ya que esta ha llegado para quedarse y, por esa razón, debemos enseñarles a utilizarla de manera correcta, a saber que es una herramienta de trabajo, educativa, de comunicación, de aprendizaje, de diversión… Ya que, por el contrario, podemos provocar riesgos mayores. Por todo esto, la mejor opción es conocer los posibles riesgos o inconvenientes y saber cómo atajarlos.

¿Qué inconvenientes tienen los dispositivos tecnológicos?

  • Entretenimiento fácil vs entretenimiento difícil. La aplicación ofrece todo lo que el niño o niña necesita sin que él tenga que trabajar.
  • Dependencia. Los expertos están de acuerdo con que los dispositivos electrónicos pueden causar adicción y dependencia, sobre todo si el uso de estos aparatos se hace sin límites.
  • Sin la supervisión adecuada, el niño puede acceder a contenido no permitido con facilidad. Y conlleva a problemas de todo tipo.
  • Aislamiento social. Debido al uso inadecuado y al abuso de estos puede generar en los niños y niñas situaciones de aislamiento.

Soluciones.

A causa de los inconvenientes que tienen los dispositivos tecnológicos, muchas familias se encuentran preocupadas por el uso que hacen los niños y las niñas de las TIC y tienen dudas sobre el tiempo que tienen que dedicar, para hacer qué, y sobre todo qué recursos son adecuados para usar los menores.

Sin olvidar que cada niño/a es diferente, tiene intereses diferenciados, ritmos de aprendizaje diferentes y necesidades especiales, es posible establecer unas pautas generales para superar los inconvenientes y no conducir a conductas riesgo.

Debemos crear un propio plan de consumo mediático. Este plan debe hacerse de acuerdo con los valores y estilo de crianza de su familia. Así pues, debemos fijar las mismas pautas y límites para el mundo virtual que para el mundo real. Además, como padres/madres, debemos conocer los amigos/as de los niños/as, tanto de manera online como en el tiempo de ocio en el exterior. También, conocer qué plataformas, software y aplicaciones se utilizan y qué hacen cuando están en la Tablet, móvil u ordenador. Es decir, debemos regular y conocer los hábitos de uso de la tecnología de nuestros hijos/as.

Por otro lado, el uso de la tecnología puede ser compartido, como actividad familiar. Podemos ver vídeos juntos, jugar juntos y participar con los pequeños/as en las actividades que realizan con las pantallas. De manera que fomentemos las interacciones sociales y el aprendizaje. De esta forma, estaremos siendo partícipes con ellos, podremos entender qué están haciendo y formar parte de sus actividades, y no seremos meros supervisores.

Es importante también crear zonas libres de tecnología. Es decir, durante comidas, reuniones o habitaciones, no utilizar la tecnología. De manera que fomentemos hábitos saludables y desconectemos del mundo virtual.

No utilizar la tecnología como parche emocional. Los dispositivos tecnológicos pueden ser muy eficaces para calmar una rabieta, tener a los niños/as tranquilos o callados, pero no debe ser la única forma que se utilice para calmar a los niños/as. Los pequeños/as deben aprender a identificar y controlar las emociones, usando otras técnicas para canalizar las emociones y si les damos siempre la solución más sencilla no tendrán necesidad de aprenderlo.

Hacer un uso razonable de la tecnología como adultos, debemos ser coherentes con las conductas que les exigimos a nuestros hijos/as. Es por eso que, debemos ser un ejemplo de uso responsable de Internet, enseñarles para que lo utilizamos nosotros y debemos estar al día de la evolución tecnológica, esto nos facilitará acompañar a nuestros hijos/as.

Así pues, debemos tener en cuenta la edad de nuestro hijo/a para gestionar el uso de la tecnología.

De 0 a 3 años:

  • Limitar el uso de la tecnología a uso educativo y a estimulación cognitiva y sensoriomotora.
  • Acompañar a los niños/as en el uso de las tecnologías.
  • Evitar usar las tecnologías cuando estamos realizando hábitos: comer, jugar, ir a dormir…

De 3 a 6 años:

  • Establecer horarios y situaciones en las que se pueden utilizar.
  • Dedicar ratos a jugar y ver lo que están realizando en familia.
  • Seleccionar las aplicaciones adecuadas para su edad.
  • Utilizar dispositivos tecnológicos infantiles.

De 6 a 9 años:

  • Instalar los dispositivos tecnológicos en espacios comunes de la casa donde todos podamos estar, participar y observar. Es decir, no ubicar televisiones, ordenadores o consolas en las habitaciones de los niños/as.
  • Iniciarles en ideas clave sobre la seguridad en la red.
  • Hacerles partícipes en la elección de juegos y recursos, elegirlos de forma conjunta.
  • Compartir los dispositivos, que sean de todos.
  • Seguimiento y supervisión del uso de las TIC.
  • Mantener diálogos sobre qué realizan con las TIC.
  • Crearles una rutina de actividades de ocio variadas y divertidas.

A partir de 10 años:

  • Acompañarlos en el uso de los dispositivos tecnológicos.
  • Elegir videojuegos que favorezcan el desarrollo de habilidades.
  • Compartir los dispositivos, que sean de todos, en medida de lo posible.
  • Ver películas, vídeos juntos, también jugar juntos a videojuegos.
  • Enseñarles a navegar de manera segura por internet.
  • Fijar un horario concreto y responsable tanto para el ocio como para el aprendizaje.

Adolescentes:

  • Establecer momentos de uso de los dispositivos.
  • Fijar una hora de desconexión del móvil por la noche.
  • Hablar sobre las redes sociales, enseñarles a utilizarlas de manera adecuada y los riesgos que conllevan.
  • Enseñarles a ser críticos con la información que encuentran en Internet, ya que no toda es fiable o válida.
  • Respetar su intimidad, pero ser conscientes de qué realizan, qué dispositivos utilizan, qué aplicaciones utilizan y a qué juegos juegan.
  • Facilitar un clima positivo para que trasladen sus preocupaciones o problemas.

Las nuevas tecnologías, por sí solas, no conducen a situaciones de riesgo. Es el sistema de valores y hábitos inadecuados con los que se utilizan lo que da lugar a esas situaciones. Si nuestros hijos/as utilizan las tecnologías con valores inadecuados, lo que hay que cambiar son sus hábitos de consumo, su sentido de la responsabilidad, y de la propia seguridad.

Beneficios.

Por lo tanto, las nuevas tecnologías utilizadas de una manera correcta tienen múltiples beneficios como:

  • Acceso a contenido adaptado y útil. Los niños/as pueden aprender mucho a través de aplicaciones y contenido disponible tanto en aplicaciones específicas como en Internet de forma sencilla y directa. Es decir, son una puerta directa al conocimiento, los niños/as con un clic pueden aprender y conocer sobre cualquier tema.
  • Mejora la atención, lectoescritura, memoria, cálculo mental, funciones ejecutivas… Muchas aplicaciones están creadas con el fin de estimular la educación de los niños/as. Por eso, pueden ser utilizadas como herramienta de apoyo escolar. Los niños/as pueden encontrar ejercicios y juegos que les permite trabajar contenidos aprendidos.
  • Estimula la investigación y el descubrimiento. Ya que te enseña a buscar y descubrir de manera autónoma aquello que necesitas. Además, les ayuda a desarrollar la competencia de aprender a aprender, ya que aprenden cómo adquirir nuevos conocimientos.
  • Desarrolla habilidades tecnológicas, necesarias en el mundo en el que vivimos.
  • A través de los videojuegos, se puede trabajar el autoconocimiento, la autorregulación, la comunicación, además ayuda a potenciar la flexibilidad cognitiva, la agudeza visual y la  atención y la velocidad de procesamiento.

Inma Marí Corraliza

Psicóloga y orientadora educativa

Recent Posts

Dejar un comentario

Contacta con nosotros

No estamos por aquí ahora. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt