ANSIEDAD POR SEPARACIÓN

 In Psicología

La mayoría de bebés necesitan pasar la mayor parte del día en los brazos de papá o mamá, porque de esa forma se sienten más tranquilos y seguros. Hacia los 8 meses -1 año, se van volviendo un poco más independientes, lo que hace que se sientan todavía más inseguros cuando se separan de sus padres.

Muchas veces pensamos que estamos retrocediendo en la crianza de nuestros bebés porque parece que son más dependientes de nosotros/as, sin embargo, es todo lo contrario. Es en esta etapa cuando se desarrolla la ansiedad por separación, y los niños se ponen nerviosos y alterados cuando uno de sus padres se intenta ir. Nuestro bebé empieza a pasarlo mal al separarse de nosotros porque se está desarrollando bien, sus sistemas de alarma funcionan correctamente y se activan al ver que no estamos. Ese sistema de alarma les hace intentar por todos los medios que las personas más importantes de su vida no le dejen, pues tienen claro que con papá y mamá no corren ningún peligro, pero no saben qué puede pasarles sin ellos.

La ansiedad por separación es un instinto, es una sensación de malestar causada por estar solos o con personas que no conocen, y es una consecuencia de haber establecido correctamente un vínculo afectivo con sus padres o figuras de apego. Debemos tener en cuenta que el hecho de que nuestros pequeños/as no quieran que nos vayamos es algo positivo, pues es signo de que se ha establecido un apego saludable entre nosotros/as. Al final, lo creamos o no, acabarán dándose cuenta de que cuando nos vamos, siempre volvemos, y será suficiente para que se queden tranquilos/as mientras estamos fuera. 

Es una etapa normal a medida que el niño crece y se desarrolla. Ayudaba a mantener a nuestros ancestros vivos y ayuda a los niños a aprender a dominar el ambiente que los rodea. Esto también les da la oportunidad de desarrollar habilidades de afrontamiento y un poco de independencia.

A pesar de ser una etapa perfectamente normal, puede generar cierta angustia en las familias, por eso es importante entender qué le está sucediendo a nuestros hijos/as y cómo podemos ayudarles a superarlo. 

En el libro «La ciencia de ser padres», de Margot Sunderland, se comenta que el sufrimiento que sienten los niños/as por la angustia de separación activa en el cerebro las mismas zonas que cuando padecen un dolor físico. Como padres/madres, cuando nuestros pequeños/as de 8-9 meses se dan un golpe y se hacen daño, corremos a consolarlos, pero parece que cuando no es algo físico debemos dejarles llorar “para que no se acostumbren”, “para que no estén tan enmadrados” o “para que no nos tomen el pelo”, sin embargo, sabiendo que para ellos/as el sentimiento de malestar es tan real como cuando se hacen daño físicamente, parece lógico consolarlos de igual manera. Debemos entender ese sufrimiento, esas lágrimas y esa insistencia en seguir con nosotros, porque para ellos/as es algo importante, tanto que consigue hasta bloquearles. 

Para que nuestros hijos/as sean independientes, hay que dejarles experimentar, pero deben hacerlo de forma positiva, no pasándolo mal. Por eso, en la medida de lo posible, cuando nuestros bebés quieran estar con nosotros/as. Debemos dejarles espacio para experimentar, acompañándoles en el proceso, sin forzar nada porque poco a poco irán cogiendo autonomía. 

Nos imitan, aprenden de nosotros, se fijan muchísimo en lo que hacemos y así, sin casi quererlo, aprenden a hacer las cosas. 

Desde la teoría del apego, se plantea que los niños/as:

  • entre los 8 – 14 meses: sufren angustia cuando se separan de su figura de apego
  • entre los 14 meses – 3 años: pueden explorar el ambiente manteniendo el contacto con quienes están vinculados
  • desde los 3 años: ya no tienen la necesidad de la presencia física de su figura de apego para sentirse seguros.

Ahora bien, aunque no todos los niños/as siguen el mismo ritmo y cada uno evoluciona de una forma, debemos tener en cuenta que, si estos comportamientos persisten en edades más avanzadas, es conveniente contactar con un profesional. 

Nuria Barrios Soriano

Graduada en Pedagogía

Col. 998/22594278

Recent Posts

Dejar un comentario

Contacta con nosotros

No estamos por aquí ahora. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt